Los usuarios no quieren perder tiempo: cuando acceden a una página, esperan que cargue muy rápido. La optimización de rendimiento (o Web Performance Optimization) es la técnica que pondrá su web a punto para satisfacer a los usuarios más exigentes.

 
SIN OPTIMIZAR
OPTIMIZADA
Gestión de caché
cancel
accept
Compresión automática de imágenes tras la subida
cancel
accept
Carga diferida de imágenes (lazy load)
cancel
accept
Minificación de código (HTML, CSS y JS)
cancel
accept
Uso de librerías externas
cancel
accept
Páginas móviles aceleradas (AMP)
cancel
accept
Informe de rendimiento (antes y después)
cancel
accept