[Tiempo estimado de lectura: 1 minuto(s)]

Aunque habitualmente el proceso creativo para definir un nuevo nombre de marca es llevado a cabo mediante una agencia especializada, es muy útil incluir cierta información para que el trabajo sea realmente efectivo:

Conocimiento de la empresa y competidores
La persona que está buscando un nombre para su marca debe ser profundo conocedor de la empresa y su competencia. Su experiencia es fundamental para que se pueda redactar una lista de conceptos realmente útil, y dicha información ayudará a determinar qué ideas deberán resaltarse para que el nuevo nombre destaque.

Redacción de conceptos básicos
El responsable del proyecto debería poder entregar una lista de conceptos sobre la marca: principios básicos, aspiraciones, valores, visión, publico objetivo, etc… Pudiera ser de mucha ayuda incluir la historia de la empresa, anécdotas relacionadas con su creación y hasta experiencias de clientes.

 

Recomendaciones

A la hora de preparar el material para el nuevo nombre, tome en cuenta estos aspectos:

  • Saturación: Es todo un reto ubicar un nombre impactante y que no evoque otras marcas presentes en el mercado
  • Globalización: Piense a nivel global. Un nombre debe funcionar lingüística y culturalmente en un entorno global, no solo a nivel local
  • Promoción: El nombre debe saber transmitir beneficios concretos de la marca o valores fundamentales