[Tiempo estimado de lectura: 5 minuto(s)]

A la hora de vender por Internet cada empresa se enfrenta al siguiente dilema: ¿mejor una tienda propia o vender mediante un marketplace? Se entiende como marketplace una tienda en línea gestionada por una empresa externa que admite la presencia de diferentes vendedores, para que cada uno pueda vender sus productos en la misma plataforma.

De acuerdo a las características de cada marketplace, habría que considerar las ventajas de vender mediante un canal existente con respecto a crear uno nuevo:

REDUCCIÓN DE COSTOS Y TIEMPOS
Crear una nueva web de comercio electrónico puede ser muy costoso, en función de la cantidad de opciones requeridas y puede suponer un trabajo de meses antes de que el canal se abra al público.
Por otra parte, un marketplace ya ofrece una plataforma completa y funcional de venta por Internet, con configuraciones listas para implementarse a los productos. Aunque siempre se aplique una comisión por venta, el tiempo necesario para iniciar operaciones es siempre muy inferior comparado con la creación de un canal independiente.

MENOR RIESGO
¿Es aconsejable invertir ingentes cantidades de dinero en un canal que todavía no existe y que no puede garantizar un retorno de la inversión? La venta de productos mediante una nueva tienda es una inversión a mediano plazo, debido a la gran cantidad de gestiones necesarias desde su desarrollo hasta la captación de los primeros clientes.
En cambio, un marketplace ofrece todas las características de una tienda habitualmente a cambio de pequeñas cuotas mensuales o comisiones por venta: si el experimento no resulta, la empresa habrá perdido poco o nada.

MAYOR CONFIANZA
Uno de los mayores obstáculos a la hora de vender por Internet es ganarse la confianza del cliente. Cada año se producen estafas en cientos de páginas con apariencia sólida, pero diseñadas exclusivamente para engañar a los usuarios. Para una pequeña empresa, generar confianza en los potenciales compradores puede resultar más difícil todavía, ya que posiblemente la marca no sea tan conocida en el medio o no disponga de muchos fondos para realizar grandes campañas informativas.
Un marketplace suele contar con mayor respaldo en este campo, ya que muchas de sus acciones publicitarias son orientadas a dar a conocer la plataforma.

MÁS OPCIONES DE PERSONALIZACIÓN
El planteamiento de una tienda en línea puede variar en función de las cambiantes necesidades de la empresa y de la complejidad de los productos a la venta. Una web propia necesitará cambios con el paso del tiempo, ocasionando a la empresa gastos adicionales cada vez que se precise modificar.
Habitualmente, un marketplace está en constante desarrollo y cada poco tiempo ofrece nuevas funciones, sin requerir inversión a sus vendedores.

MAYOR ALCANCE
Una cosa es disponer de una tienda en línea propia, otra es posicionarla adecuadamente en buscadores para que los usuarios puedan acceder fácilmente a sus contenidos. Algunos buscadores como Google revisan más de 200 factores a la hora de posicionar una web, lo que exige tener ciertos conocimientos técnicos y realizar un seguimiento continuo: este trabajo suele ser realizado por los administradores de un marketplace, ya que un mejor posicionamiento aumenta las posibilidades de generar un mayor número de ventas. El trabajo orientado a mejorar la posición de la tienda en buscadores no suele costar nada a los vendedores afiliados, beneficiándose de este servicio de forma totalmente gratuita.

SIMPLIFICACIÓN DE TRÁMITES
En ocasiones, se requiere que la empresa suscriba acuerdos con terceros para incluir ciertos detalles en una tienda en línea propia: proveedores de pagos por Internet, servicios de transporte, etc…
Un marketplace suele reunir todas esas opciones en su plataforma, de manera que con una sola inscripción, el vendedor puede disfrutar de todos esos servicios sin necesidad de realizar gestiones adicionales.

 

Ahora bien, no todos los marketplaces ofrecen las mismas opciones. Algunos muy populares cobran comisiones abusivas sobre las ventas, otros requieren gastos de inscripción y cuotas mensuales para acceder a sus servicios, otros no ofrecen seguridad y algunos hasta le hacen la competencia a sus mismos vendedores afiliados.
Por esta razón, hay que evaluar con detenimiento las características de cada marketplace disponible y optar por el que reúna las condiciones más ventajosas para el vendedor.

¿Estás pensando en vender por Internet? Sabemos lo que quieres, por eso hemos preparado una plataforma que se adapta a tus necesidades.