Las criptomonedas son cada vez mas populares. De acuerdo a los datos disponibles, su valor no para de crecer y los beneficios derivados de poseer cierta cantidad de estas divisas atrae a todo tipo de personas. Lamentablemente, también son atraídas personas sin escrúpulos que pretenden sacar el mayor rendimiento posible, en muchas ocasiones de formas ilegales. La buena noticia es que casi siempre hay forma de protegerse de estas prácticas fraudulentas.

 

¿Qué es una criptomoneda?

Se trata de un medio digital de intercambio, dinero que no existe físicamente sino únicamente en el mundo virtual. La primera criptomoneda fue bitcoin, creada en 2009 por el misterioso Satoshi Nakamoto (al día de hoy todavía se desconoce su verdadera identidad). En los años posteriores han ido apareciendo muchas variantes con diferentes características.
Debido a ciertas ventajas que ofrecen las criptomonedas con respecto a dinero físico, ciertos países han manifestado su interés en crear su propia divisa virtual, como Rusia y Venezuela.

 

¿Cómo se obtienen criptomonedas?

Se puede conseguir criptomonedas mediante transacciones directas (intercambios por bienes y servicios), pero una de las técnicas mas efectivas es minándolas. En la mayoría de las criptomonedas hay un límite máximo fijado que no puede superarse: en el caso de bitcoin, no será posible minar una cantidad mayor a 21 millones de unidades. Existen equipos comerciales que permiten minar criptomonedas, y ya existen granjas que permiten minar sin descanso cantidades mucho mayores.

 

Situación de criptomonedas en Bolivia

Bolivia ha sido el primer país en prohibir el uso de diversas criptomonedas desde mediados de 2014. De manera que actualmente es ilegal comercializar con estas divisas digitales en todo el territorio nacional o invertir en su minado. Aún así, Bolivia es un lugar atractivo para minar debido al bajo costo de la electricidad y a muchos recursos computacionales no aprovechados, de acuerdo a el siguiente comentario de Gabriel Espinoza:

De acuerdo a las búsquedas realizadas en Google, el bitcoin no despertó demasiada atención entre los bolivianos durante los últimos años: únicamente entre marzo y mayo de 2017 se observa un pico de interés, probablemente motivado por las noticias del continuo aumento de valor de esta criptomoneda.

Las ciudades mas interesadas en el tema fueron:

  1. Potosí
  2. Tarija
  3. La Paz
  4. Santa Cruz de la Sierra
  5. El Alto
  6. Cochabamba

 

¿Por qué existen scripts para minar?

Minar criptomonedas es un proceso que requiere ingentes cantidades de energía eléctrica y potencia de cálculo: una de las estrategias mas rentables es aprovechar la potencia de cálculo de los dispositivos de otros usuarios. Debido a que los recursos usados para minar se reducen drásticamente durante el proceso de minado, recientemente han aparecido scripts que emplean los recursos de los dispositivos de usuarios sin que estos lo sepan.
El primer caso público se dio con la web “The Pirate Bay”: al acceder a ella, el usuario estaba cediendo (sin saberlo) la potencia de cálculo de su dispositivo para minar criptomonedas en favor de los propietarios de esa web. Posteriormente, han aparecido scripts para minar otros tipos de criptomonedas con diferentes técnicas, incluidas algunas que solicitaban el consentimiento expreso del usuario.

 

¿Cómo protegerse de la criptominería fraudulenta?

El desarrollo de scripts para minar criptomonedas a espaldas de los usuarios está en alza, mediante el uso de técnicas que ocultan su presencia incluso en navegadores mas modernos. Es posible que usted haya accedido a una web y que su dispositivo ya haya sido empleado para minar criptomonedas en beneficio del propietario de esa página sin que usted se diera cuenta. Recientemente, se ha descubierto otro script que se propaga mediante Facebook Messenger, una de las aplicaciones de chat mas populares del mundo.
Por ello, es recomendable instalar una extensión que detecte el uso de esos códigos y los pueda bloquear, salvaguardando así el uso de los recursos de su dispositivo. Existen extensiones gratuitas para la mayoría de navegadores disponibles en el mercado, como Chrome y Firefox: su instalación es altamente recomendada.
A finales de diciembre 2017 Opera anunció que agregaría este componente por defecto en la versión 50 de su navegador, permitiendo al usuario habilitar o deshabilitar manualmente.

Foto: Pexels

Enviar un comentario