[Tiempo estimado de lectura: 3 minuto(s)]

Algunas empresas del rubro de turismo ofrecen reservas en línea directamente desde su web corporativa. En muchos casos, la reserva se limita a un formulario básico para enviar una solicitud al establecimiento. Aunque se trate de una iniciativa encomiable, hay algunos factores que podrían causar un experiencia de usuario pobre:

BAJAS PRESTACIONES DE HOSTING
Una gran cantidad de webs están alojadas en planes de hosting compartido: esto significa que un servidor comparte sus recursos disponibles entre todas las webs alojadas allí, limitando la velocidad de carga y presentando en ocasiones a los usuarios molestos mensajes de error. Dichos problemas suelen aumentar la desconfianza de un usuario, que podría verse tentado a no completar su solicitud de reserva.

DISEÑO DE WEB NO RESPONSIVO
Algunas páginas (especialmente las más antiguas) no ofrecen un diseño responsivo, es decir, no se adapta automáticamente a diferentes tamaños de pantalla. La tendencia es que cada vez mas usuarios acceden a Internet desde dispositivos móviles, de manera que la navegación por webs no optimizadas puede volverse incómoda y ocasionar la salida de potenciales clientes interesados en reservar.

POCA SEGURIDAD
SSL es un protocolo que encripta las comunicaciones para que nadie pueda interceptar y leer los datos enviados o recibidos. Según un estudio de Google, para finales de 2016 hasta 79 de las 100 webs mas populares en Internet (el 25% de todo el tráfico mundial) no ofrecía este protocolo de seguridad por defecto. La cifra de páginas sin esta protección es aún mayor cuando se trata de pequeñas webs corporativas o personales. Las solicitudes de reserva suelen contener datos personales que deben ser tratados con la mayor responsabilidad: las estadísticas revelan que los usuarios desconfían de webs que no cuentan con este servicio y muchas webs en Bolivia aún no cuentan con este mecanismo básico de protección.

PERSONALIZACIÓN LIMITADA
Ese tipo de formularios no suelen contar con opciones de personalización. En otros casos, el formulario de solicitud no permite mostrar las formas de cobro o no cuenta con comercio electrónico para que el cliente pague directamente, opción cada vez más demandada por los turistas.

GESTIÓN MANUAL
Al tratarse del envío de una simple solicitud, el establecimiento deberá contactar manualmente varias veces con el cliente, para confirmar la disponibilidad del recurso solicitado, para definir la modalidad de pago tal vez para solucionar posibles incidencias durante el trámite. La diferencia de horarios puede dificultar el proceso, incomodando innecesariamente al usuario.

 

¿Qué solución ofrece VIVIRenBOLIVIA?

Para evitar los inconvenientes descritos, es recomendable ofrecer reservas en línea mediante plataformas especializadas. VIVIRenBOLIVIA ofrece todas las características necesarias para resolver problemas comunes en este campo:

  • Servidor dedicado para mayores prestaciones
  • Certificado SSL para encriptado de datos personales
  • Plataforma de reservas 100% responsiva
  • Sistema de estadísticas avanzadas
  • Diferentes modalidades de reserva y cobro en línea
  • Automatización de comunicaciones

 

¿Quieres ofrecer reserva en línea a tus clientes? Disfruta de un potente motor de reservas, sin complicaciones técnicas y con la comisión más baja del mercado.

Enviar un comentario