[Tiempo estimado de lectura: 6 minuto(s)]

El Alto, 15/01/18 | Una de las mayores preocupaciones del cliente que usa streaming para difundir su trabajo es la piratería. De acuerdo a un estudio del BID, en Ámerica Latina la piratería es responsable del 66% de las pérdidas en ámbito digital. ¿Se puede decir que los gigantes informáticos se toman en serio esta situación, buscando soluciones concretas para ofrecer a sus clientes?

Tomemos como ejemplo a Vimeo, uno de los grandes distribuidores mundiales de vídeo: para finales de 2017 el portal contabilizaba a mas de 240 millones de usuarios mensuales y unos 700.000 de pago. A pesar de la tremenda facturación que genera el portal, en los foros de soporte podemos leer varias quejas de usuarios PLUS y PRO, indicando que es demasiado sencillo descargar contenido alojado. La respuesta de Vimeo es que no hay forma de evitarlo, “es la naturaleza de los vídeos online”.

Evidentemente, esta postura pasiva genera un sinfín de reclamos: Vimeo cobra a los usuarios para hacer un uso comercial de su plataforma y por poder aplicar mecanismos de seguridad, pero esas medidas resultan totalmente ineficaces contra programas creados para obtener las fuentes de los vídeos online.

Servicios similares cuentan con el mismo problema: es imposible evitar las descargas directas de contenido en Youtube debido a la gran cantidad de software especializado disponible. Sin embargo, Google cuenta con poderosos recursos para obligar a descontinuar ciertos servicios de captura de fuentes. Recientemente, una de las extensiones mas potentes para descarga directa, Skyload, se vio obligada a retirar su servicio para Youtube en Chrome (aunque se puede utilizar sin problemas con Opera).

VIVIRenBOLIVIA no puede compararse con Vimeo o Google: no ostentamos el mismo número de suscriptores ni tampoco sus millonarios beneficios. Pero aún siendo infinitamente mas modestos en recursos, no queremos renunciar a diseñar soluciones para resolver problemas comunes de los usuarios. En Bolivia existen cientos de músicos y decenas de productores cinematográficos que necesitan dar a conocer su material al mundo, y no pueden permitirse el lujo de perder el poco mercado que hay alrededor de ellos por culpa de la piratería. Así que nos preguntamos: ¿cómo podríamos ayudar a nuestros artistas a distribuir su trabajo de forma segura? Si bien hay que reconocer que no existe un sistema informático 100% seguro, durante las últimas semanas de 2017 nos hemos puesto manos a la obra para ponérselo más difícil a los piratas.

¿Qué métodos existen para la descarga ilegal de contenido?

Hoy en día existen muchas formas de conseguir archivos alojados en servidores de manera ilegal. Entre ellos:

  • Acceso directo a información del código fuente de una web
  • Extensiones para navegadores especializadas en descarga
  • Navegadores creados para escanear el contenido multimedia de una página
  • Gestores de descarga

Ya no hay que ser un experto: es relativamente sencillo obtener una fuente de servicios masivos (como Youtube, Spotify, Netflix), hasta para usuarios con conocimientos mínimos de informática. Solo se necesita instalar un software especializado (a menudo gratuito) y con un solo clic se obtiene el archivo deseado, incluso si la fuente dispone de sistemas de seguridad que pueden llegar a costar cientos de dólares (como Amazon Cloudfront).

¿Qué medidas ha tomado VIVIRenBOLIVIA al respecto?

A partir del 1 de enero de 2018 hemos implementado nuevas medidas de seguridad para que la distribución digital mediante nuestra plataforma sea mas segura para el cliente y mas difícil para piratear. Dichas medidas se irán incorporando al contenido bajo demanda de nuestros clientes, y contribuirán a reducir drásticamente las posibilidades de hacerse con los archivos que se distribuyen. Para garantizar su efectividad, se han realizando cientos de pruebas con varias extensiones, navegadores especializados y gestores de descarga.
Algunas de las nuevas medidas implementadas son:

Bloqueo de funciones básicas
Algunos navegadores cuentan con mecanismos para obtener archivos visibles en una web. Bloqueamos el acceso a esas funciones para que sea más difícil su lectura.

Técnicas para obfuscar código
Es imposible impedir a un usuario acceder al código fuente de una web. Por eso ocultamos partes convenientes de dicho código que podrían revelar información valiosa a la hora de obtener fuentes alojadas en nuestra página.

A prueba de extensiones
Ciertas extensiones para navegador escanean la web y determinan la ubicación de un archivo multimedia que se reproduce en la web. Detectamos ese tipo de accesos e invalidamos en tiempo real la descarga mediante muchas de las extensiones disponibles.

Uso de varios servidores
Nuestra red de distribución (CDN) cuenta con varios servidores para repartir la carga y para establecer diferentes niveles de seguridad en función de las necesidades del cliente.

 

¿Quieres comprobar en primera persona las medidas de seguridad que hemos implementado en nuestra plataforma? Contacta con nosotros y te enviaremos un enlace a un vídeo de prueba, para que puedas acceder con el navegador de tu preferencia y con las extensiones para descarga que conoces. Comprobarás que no es tan fácil descargar archivos desde VIVIRenBOLIVIA como sucede en otras plataformas.

¿Estás pensando en distribución digital? Tenemos el servicio que necesitas, con las características que esperabas.

Enviar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.