Principales diferencias entre alojamiento compartido, VPS y servidor dedicado

En vivirENbolivia.net ofrecemos diferentes modalidades de alojamiento para satisfacer las necesidades de todo tipo de empresa. ¿Cuáles son las principales diferencias entre estas modalidades?

 

¿Qué es un servidor web?

Un servidor es una computadora conectada permanentemente a Internet que almacena y envía datos. Los proveedores de hosting disponen de varias de estas maquinas, y alquilan a particulares y empresas porciones de los recursos disponibles para diferentes propósitos: almacenamiento de páginas web, servicios de correo electrónico, bases de datos, etc… Todos estos servicios son accesibles remotamente mediante una conexión a Internet.
Habitualmente, se ofrecen diferentes modalidades de alojamiento, cuyo precio varía en función de la cantidad de recursos establecidos en cada plan.

 

Alojamiento compartido

Es la modalidad mas extendida y económica. El proveedor habilita un servidor con diferentes recursos que son compartidos entre todos los usuarios que han contratado el servicio. Aunque los datos se guardan en la misma máquina, los clientes no pueden acceder a la información de otros, sino únicamente a los suyos.
A cada cliente se le asigna la misma cantidad de recursos mas modestos de memoria RAM y CPU , de manera que no es posible personalizar ciertos parámetros de una cuenta. Bajo esta modalidad, el servicio es gestionado totalmente por el proveedor, de manera que es ideal para usuarios poco experimentados y que no necesitan configuraciones especiales. En la mayoría de los casos, las incidencias son resueltas por el servicio de atención al cliente del proveedor.

 

VPS

El VPS es un paso intermedio entre un alojamiento compartido y un servidor dedicado. El cliente llega a disponer de una porción de un servidor con ciertos recursos fijos asignados no compartidos con otras cuentas, pero siempre mayores a los disponibles en un alojamiento compartido. De esta manera, el cliente puede contratar los recursos necesarios en base a las características de su proyecto web, sabiendo que, a pesar de la capacidad y uso que el proveedor establezca de ese servidor, siempre se le garantizará la misma cantidad de recursos en su cuenta.
Un VPS ofrece un mejor rendimiento con respecto a planes de hosting compartido y permite personalizar casi todos los parámetros de un servidor: por eso es una modalidad reservada únicamente a usuarios con conocimientos técnicos mas avanzados. La mayoría de VPS nos son administrados por el proveedor, así que todas las incidencias o problemas que surjan por el uso del servicio deberán ser resueltos por el cliente, por lo que deberá estar familiarizado con manejo de servidores, acceso a terminal, instalación de servicios, etc…

 

Servidor dedicado

Es la modalidad de alojamiento mas potente, ideal para aplicaciones web muy intensivas. Se trata de un servicio parecido al que mencionamos anteriormente, con la diferencia que todos los recursos de una máquina son dedicados exclusivamente al cliente. Se entiende que la potencia ofrecida por un servidor dedicado siempre será superior a cualquier VPS, de manera que es ideal para proyectos web que tengan un volumen de tráfico muy elevado o requieran mas potencia de cálculo.
En las cuentas no administradas, el cliente tiene un control absoluto de los recursos bajo esta modalidad, de manera que es apta únicamente para usuarios con amplios conocimientos técnicos.

 

Antes de decidir qué modalidad contratar, revise estas sugerencias.