¿Debería obsesionarme con aumentar mis seguidores en redes sociales?

El Alto, 02/08/16 | Es casi una obsesión: trabajar sin descanso para aumentar una lista de seguidores en diferentes redes sociales valiéndose de todos los medios posibles, hasta comprándolos.

Detrás de esto hay un afán incontrolable para hacer saber al mundo que tenemos X número de personas que nos siguen, que nosotros tenemos más que la competencia, que somos más populares. Sin embargo, a los que caen en esta práctica se les escapa un hecho fundamental: un seguidor no es necesariamente un usuario activo.

Para las empresas, un seguidor es un usuario pasivo, alguien que en algún momento declaró cierta simpatía o afinidad con nuestra marca, pero no significa que vaya a incidir de alguna manera en los beneficios, ya que todavía se encuentra en la base de la pirámide: todavía queda escalar los peldaños más difíciles para conseguir una conversión, tal vez una primera venta.

Fases de fidelización de un usuario

Fases de fidelización de un usuario

Para los que buscan popularidad, también les aplica la misma secuencia: un usuario suscrito en su fanpage o a su boletín de correo electrónico no necesariamente participará de algún contenido ofrecido: simplemente lo leerá entre miles de notificaciones más, pero al encontrarse en los primeros peldaños de la pirámide, ni participará ni hará saber a otros de la noticia.

De manera que hay un concepto que queda claro: el número de seguidores no es tan importante como la relación que hay con ellos. Es mejor un número inferior de suscriptores pero activos que miles de ellos pasivos, porque estos últimos no generarán más movimiento hacía nuestro contenido. Y todos queremos que nuestro material sea compartido, leído y difundido por más personas por ser considerado relevante.

help_piramideintereaccion_1608_2

Así que toca trabajar duro para conseguir una comunidad activa, personas que se enamoran de nuestro contenido y por ello están dispuestos a notificarlo a sus amigos y familiares. La otra opción es engrosar ciegamente nuestra lista de seguidores pasivos, que permanecerán dentro de una red social sin necesidad siquiera de abrir nuestro blog o web corporativa, simplemente porque no lo necesitan: toda la interacción está dentro de su canal favorito, y sus acciones y comentarios se quedarán allí para beneficio de los grandes centralizadores de la información.

Y tu, ¿quieres realmente trabajar gratis para Facebook o Twitter?

| Categorías: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *